DÍAS DE MIERDA


Aquí queremos hablaros de esos DÍAS DE MIERDA que de vez en cuando salen a saludarnos porque no pueden vivir sin nosotros. DÍAS DE MIERDA de los de verdad, de los que hay que escribir en mayúsculas, subrayado y con negrita.
¿Quién no ha tenido uno? ¿O dos? ¿O tres? ¿O su vida es un enorme día de mierda sin fin?
Aquí, contando cómo son los nuestros, esperamos sacaros una sonrisa. O dos. O tres. Porque nosotras nos reímos solas cuando recordamos estas cosas. Esperamos que os haga gracia. Si no... Siempre podéis recrearos en nuestra desgracia. Las desgracias en compañía son llevaderas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Adelante, no seas tímido, comenta, por favor! Al fin y al cabo vuestros comentarios son los que le dan vida al blog... (Y a nosotras nos hacen muy felices. En serio, nos emocionamos mucho).

Eso sí, y quien avisa no es traidor: si el comentario es simple SPAM o demuestra que no habéis leído la entrada (y lo sabemos, siempre lo sabemos) recibiréis una sorpresa. No es nada malo, tranquilos. Pero recordad… Los Migueles siempre nos enteramos de todo.

¡Gracias y muchos brillis brillis para vosotros!