¿Quiénes somos?

Somos unas estudiantes de Antropología del 94 y un señor de edad indeterminada (pero esto es secundario). También es importante añadir que no somos veganas. (Y además, algo que confesamos siempre que podemos, jamás de los jamases intentamos recordar qué rayos significa "paradigma". Saber lo sabemos. Pero no queremos recordarlo. NUNCA. Lo que es muy complicado tras cuatro años escuchando esa palabra sin parar...).

En realidad lo importante es que somos... unas locas de cuidado y que cantamos como el culo (aleatorio, pero cierto). Nos gusta mucho escribir, y un día pensando y pensando nos dijimos... ¿Por qué no hacemos un blog que sea un imperio de locura y chachicidad? Y salió esto.

Nos presentamos (por orden alfabético y que conste que cada una ha escrito su descripción, excepto Sir Potter, porque si le dejábamos hacerlo a él habría sido una fiesta de palabras técnicas y estilo formal, además de un montón de ambigüedades o, directamente, mentiras):

¡Camino! (sí, Camino es mi nombre de verdad. No os creeríais la de veces que me preguntan un "¿Estás segura"? cuando digo mi nombre):

¡Aquí os dejo una breve aproximación a mi cerebro! A mis dignos añitos sigo siendo una adicta a los Kinder Bueno, la Nutella (a cucharadas), a las Pringles verdes (esas con sabor a cebolla y crema agria, que suena asqueroso pero están muy ricas), a las moras de chuche (y las de verdad también, para qué mentir), a las chuches en general, a los sándwiches de salmón, a los gatitos, a Disney y al Mundo Mágico (a muchos mundos mágicos, en realidad. Muchos. No preguntéis que no paro de hablar entonces) además de a las pelis de Marvel (sospecho que mi mente tiene varios niveles de edad y dependiendo del día... o del momento me encuentro en uno o en otro).

Como cualquier otra persona normal y corriente me gusta dormir, comer comidas ricas sin mover un sólo dedo para hacerlas (aunque a veces y sólo a veces me gusta cocinar. Sólo a veces), reírme (cosa que trato de hacer muy a menudo, ya que además me hacen gracia un amplio espectro de situaciones, frases, novelas y cosas de la vida en general), dormir, pasarme horas en el Fnac, estornudar (sí, me gusta estornudar. ¿Pasa algo?), pasar horas frente al ordenador/televisor viendo películas/series/páginas de internet, dormir... ¿He dicho dormir?

Soy la orgullosa dueña de "Un libro, una opinión" (SPAM un blog muy bonito y pequeñín, pasáos por él SPAM) donde pongo reseñas de novelas, crónicas de presentaciones de libros y tags literarios. Como podréis sospechar, soy una gran amante de la lectura desde que soy muy pequeñita. Y una cosa que me caracteriza es mi amor incomparable por el autor Terry Pratchett: he leído muy buenos libros (y también mucha mierda, para qué vamos a engañarnos) pero los de Terry son demasiado geniales y tendrán siempre un lugar en mi corazón.

Como datos aleatorios, comentar que considero que la palabra “taburete” es la más genial del mundo y puedo estarla repitiendo durante horas sin cansarme, que me gusta el olor de la insulina (tampoco preguntéis, porque no os mentiría y la verdad es que no es una historia interesante, simplemente me gusta ese olor), que soy bastante despistada, una feroz defensora de la ortografía y que soy una gran manta con las tecnologías de hoy en día, mi ordenador siempre está en guerra conmigo.

¡Marina! (Aunque prefiero que me llamen Muffie, pero Camino se niega):

Dueña y esclava del Hijo de Satanás, más conocido como Ser del Averno, a.k.a mi gato. Esta cosita de aquí que parece amor, pero en realidad es maldad pura, no os dejéis engañar.

Este es Satán (Hijo de Satanás, Ser del Averno, Emperador del Mal, Señor de todo lo Maligno, Peter,…), aunque su nombre real es Schrödinger Zhúkov (exacto, poniendo nombres no tengo precio).

Fan incondicional y amante fiel de los Eevees (es que son tan amor >w<), de Disney (y, por supuesto, de sus geniales canciones), de la magia, la fantasía, los lobos, los tomatitos cherrys, el chocolate (¿Y QUIÉN NO?), las chuches (especialmente las moras de colores o negras), fnaquear (dícese del acto de ir a Fnac a abaratar el mostillo*), de la buena literatura (y de los malos fanfics también, para qué engañarnos), de la cultura, el arte, los viajes, los anuncios de Mixta, Les Luthiers, el humor absurdo, el humor negro, el BL (boys love), la comida internacional y, en definitiva, de todo lo bueno que el mundo me ofrece. Leo y veo mucha mierda por internet y me encanta (siempre teniendo en cuenta los niveles de mierda. Hay mierda mierda y luego está la mierda joro puro).

Creo en la bondad del ser humano aunque éste se empeñe en convencerme de lo contrario. Mi palabra favorita es explayarse. Me gusta cocinar y siempre que puedo lo hago con palillos chinos. Fui criada por un padre con un profundo humor negro y una madre que adora escandalizar allá a donde vaya, por lo que ya poco puede sorprenderme. Creo que el mayor crimen cometido por la humanidad es haber cambiado al Cabezón de Art Attack por un puto cocotero (en su momento lloré y grité por esta afrenta a la humanidad) y que hayan retirado del mercado el Extreme de limón (no existía cosa más deliciosa que alegrara mi verano).

Si algo hay que saber de mi y que es indispensable es que soy el ser más vago que ha pisado este planeta. Independientemente de lo que me guste hacer si la otra opción es estar tirada en el sofá/cama, créeme, siempre ganará la segunda opción.

P.D.: Ah, por cierto, mi madre es coja.

YYYYYYY... *redoble de tambor*

¡Sir Potter! (Aunque su nombre real es Salapapurcio Eustaquio Facundo de los Prados Alegres, pero, como comprenderéis, no es algo que le guste pregonar a los cuatro vientos):


Si algo debe saberse de Sir Potter es que es un Señor (pero un SEÑOR SEÑOR). Viste siempre muy elegante con esmoquin, chistera o bombín, guantes blancos de tela fina y en invierno usa capa, aunque también tiene un cuello de piel sintética para los días muy fríos. No sale de casa sin su monóculo ni su bastón, cuya empuñadura es una cabeza de fénix, ni su limpio e impecable pañuelo con sus iniciales (S.P.) bordadas y que siempre lleva pulcramente doblado en el bolsillo de su chaqueta. Tiene un tupido bigote que se atusa y peina con un peine especial para bigotes todas las mañanas, además de recortárselo minuciosamente todas las semanas. Cuando está nervioso suele retorcerse las puntas. Duerme con camisón largo, gorro de dormir y zapatillas que arrastra al caminar y como no le gusta encender la luz por la noche siempre usa un candelabro. Camina siempre con la espalda muy recta y mucha elegancia.

Sir Potter es extremadamente educado, con refinados modales ingleses, pero se suele dirigir a la gente como damos y caballeras porque está en contra de los designios del patriarcado. Le gusta la tranquilidad, es algo egocéntrico y excesivamente crítico hasta con el más mínimo detalle. Le gusta entrar en debates, sobre todo de filosofía, aunque se exaspera cuando se critica a su filosofo favorito (Kierkegaard, ya que es existencialista) hasta el punto de entrar en discusión inmediata.

Sir Potter bebe café irlandés, ama las novelas de Sir Conan Doyle, escucha música clásica y fuma en pipa, aunque no le dejamos hacerlo en el club por ser zona libre de humos, por lo que para dichas ocasiones tiene una pipa de burbujas que usa de forma completamente digna y elegante. También le gusta oler puros, aunque no fumarlos. Tiene una caja de habanos que a veces abre para embriagarse de su aroma en la intimidad de su despacho. Le gustan las películas de espías al estilo de James Bond, el arte rococó y el humor inglés. Le gustan los juegos de mesa de estrategia y es un gran ajedrecista. No cree en la fantasía, pero le encanta la ciencia ficción al estilo de Julio Verne. Le rinde pleitesía a la Reina Victoria y no le gustan las nuevas tecnologías ni ningún aparato electrónico que sea más complejo que una gramola. Colecciona sellos y sombreros y tiene una cadenita para su monóculo para cada día de la semana, siendo su favorita la de los domingos. Le gustan los cuadros de cartas y de gatos peludos (su favorito tiene por título “Señor Presidente Gobernador de la Isla Ratonera” y es un gato muy gordo y con cara de “te has comido mi lata de sardinas, humano, prepárate a morir”), pero en realidad no le gustan los animales. De llegar a tener uno, sería un caballo para montar, pero este tendría que ser silencioso, leal y educado. Le desconcierta profundamente el veganismo. Cocina muy bien, pero es un hobby que practica poco ya que prefiere que le sirvan. Respecto a la comida, le gusta la gelatina de manzana, el pudin de melaza, el rosbif y el cochinillo asado.

Aunque puede pasar perfectamente por un caballero inglés de pies a cabeza él en realidad nació en Huesca, orígenes que guarda y oculta con recelo afirmando que nació en la campiña inglesa. Una vez le echaron de un pub irlandés y se avergüenza profundamente por ello. La cicatriz que tiene en la frente se debe a un pequeño accidente que tuvo de pequeño en casa de su abuela. Al no tratarse de una anécdota memorable ha creado una intrincada historia muy trabajada y difícil de desmontar para explicar dicha cicatriz.

Este caballero se encuentra aquí para ponernos un alto cuando sea necesario... o simplemente para hacernos compañía.

Con mucho amor y brillis brillis
Camino, Marina y Sir Potter

*(Si habéis venido hasta aquí para entenderlo es que no sois aragoneses y como vosotros no tenéis la culpa de no serlo me he tomado la libertad de explicároslo).
Abaratar el mostillo: expresión aragonesa que significa "perder el tiempo en un sitio". 

ANTIGUOS MIGUELES

 
¡Ana! (No es tan complicado):

Soy medio-unicornio, medio-sirena, medio-dragón, princesa-guerrera de las hadas y selkies e hija de Gandalf, por lo tanto también soy maga de la tierra media (por eso hay tantos medios) o al menos eso me gusta pensar. Es broma, no soy nada de eso (por favor no soy una MarySue cualquiera...), como como los hobbits pero aparte de eso nada, sólo soy una anciana-niña de 21 años que ya puede beber alcohol en los Estados Unidos sin que la detengan. En realidad no soy nada del otro mundo, soy cosa común de este; dos brazos, dos piernas, un par de ojos, 20 dedos, con pelo... 

Creo en Dios y en su retorcido y negro sentido del humor, si no me creéis leed la Biblia, recordad que es un troll que ha creado cosas como el ornitorrinco y los dentistas cotillas. Considero que todas las criaturas tanto de este mundo como de cualquier otro poseen belleza y hermosura, incluidas las cucarachas sin cabeza voladoras. Leo y veo mucha mierda en Internet por lo que cuando algo de calidad cae entre mis garras lo aprecio de corazón, pero una Ebony Dark'ness o unos MarySue/GaryStu o un feo-fic o la mismísima Perla Shumajer siempre me sacan una sonrisita y me elevan la moral. Soy una cobarde para un montón de cosas, extrañamente no me asusta al aceite hirviendo a pesar de que el arte culinario y yo no somos muy amigos. Me gusta dibujar y escribir pero no creo que pueda vivir de ninguna de las dos, estoy lejos de ser una artista de renombre. 

Para describir mi forma de pensar lo mejor es poner un ejemplo: “Me quedan 6 lonchas de queso, perfecto para hacer 3 bocatas con doble de queso como a mi me gusta” por lo tanto me como una loncha de queso porque sí (esto es verídico). Y finalmente me considero una persona ante todo legal y honrada, pero si me dais un precio razonable, podemos llegar a un trato (sólo extorsiones a guante blanco, gracias, una debe mantener un código ético en todo momento)

P.D: Tengo una extraña tendencia a fregar cubertería y vajilla ajena sin el permiso expreso de su dueño. 

Dueña del blog Criaturas de Tinta y Papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Adelante, no seas tímido, comenta, por favor! Al fin y al cabo vuestros comentarios son los que le dan vida al blog... (Y a nosotras nos hacen muy felices. En serio, nos emocionamos mucho).

Eso sí, y quien avisa no es traidor: si el comentario es simple SPAM o demuestra que no habéis leído la entrada (y lo sabemos, siempre lo sabemos) recibiréis una sorpresa. No es nada malo, tranquilos. Pero recordad… Los Migueles siempre nos enteramos de todo.

¡Gracias y muchos brillis brillis para vosotros!