¿Quiénes somos?

Somos un par de antropólogas del 94 no veganas. Antes, al principio de los tiempos, éramos tres, pero la vida se interpuso entre nosotras: se hizo vegana… bueno, en realidad no. Nos la quitó un italiano de manual, estereotípico y bastante repugnante. Una pena.  Ahora somos dos. Seguimos sin ser veganas.

De todas maneras, este es nuestro blog y nos lo follamos comemos como queremos. Así que sin más dilatación dilación, nos presentamos, porque ante todo, somos educadas… A veces, otras no:

¡Camino! (sí, Camino es mi nombre de verdad. No os creeríais la de veces que me preguntan un «¿Estás segura?» cuando digo mi nombre. Como si me fuera a confundir. Sé perfectamente que me llamo Camión).

Soy una persona muy poco seria y muy poco digna, aunque me gusta fingir que poseo esas cualidades. Tengo un sentido del humor un tanto absurdo, lo que me alegra la vida porque así me hacen gracia multitud de cosas raras, y soy una friki de la ortografía, además de una lectora masoquista y absolutamente dedicada a la causa.

Estudié antropología pero la vida ha hecho que acabe considerándome más editora que antropóloga, y a eso le estoy dedicando mi vida últimamente, a la edición. En particular, a la corrección (como becaria, así que me considero el estrato más bajo de la sociedad laboral). Mis pasatiempos consisten en dormir (ahora menos, porque últimamente tengo insomnio), leer, comer, salir con mis amigos y especialmente con Marina, ver series y perder el tiempo.

Como datos aleatorios, comentar que soy la orgullosa dueña de Un libro, una opinión (el título debería daros una idea sobre lo que trata), que considero a los autores Terry Pratchett y Connie Willis los putos amos de la literatura de este siglo y por lo tanto estoy llevando a cabo una campaña de desgaste para conseguir que todo el mundo lea algo suyo*, que creo que la palabra taburete es la más genial del mundo, que soy bastante despistada y que soy bastante cateta con la tecnología.

¡Marina! (Aunque prefiero que me llamen Muffie, pero Camino se niega):

Dueña y esclava del Hijo de Satanás, más conocido como Ser del Averno, A.K.A mi gato. Esta cosita de aquí que parece amor pero que en realidad es maldad pura, no os dejéis engañar.

Este es Satán (Hijo de Satanás, Ser del Averno, Emperador del Mal, Señor de todo lo Maligno, Peter,…), aunque su nombre real es Schrödinger Zhúkov (exacto, poniendo nombres no tengo precio).

Fan incondicional y amante fiel de los Eevees (es que son tan amor >w<), de Disney (y, por supuesto, de sus geniales canciones), de la magia, la fantasía, los lobos, los tomatitos cherrys, el chocolate (¿Y QUIÉN NO?), las chuches (especialmente las moras de colores o negras), fnaquear (dícese del acto de ir a Fnac a abaratar el mostillo**), de la buena literatura (y de los malos fanfics también, para qué engañarnos), de la cultura, el arte, los viajes, los anuncios de Mixta, Les Luthiers, el humor absurdo, el humor negro, el BL (boys love), la comida internacional y, en definitiva, de todo lo bueno que el mundo me ofrece. Leo y veo mucha mierda por internet y me encanta (siempre teniendo en cuenta los niveles de mierda. Hay mierda mierda y luego está la mierda joro puro).

Creo en la bondad del ser humano aunque este se empeñe en convencerme de lo contrario. Mi palabra favorita es explayarse. Me gusta cocinar y siempre que puedo lo hago con palillos chinos. Fui criada por un padre con un profundo humor negro y una madre que adora escandalizar allá a donde vaya, por lo que ya poco puede sorprenderme. Creo que el mayor crimen cometido por la humanidad es haber cambiado al Cabezón de Art Attack por un puto cocotero (en su momento lloré y grité por esta afrenta a la humanidad) y que hayan retirado del mercado el Extreme de limón (no existía cosa más deliciosa que alegrara mi verano).

Si algo hay que saber de mí y que es indispensable, es que soy el ser más vago que ha pisado este planeta. Independientemente de lo que me guste hacer, si la otra opción es estar tirada en el sofá/cama, créeme, siempre ganará la segunda opción.

P.D.: Ah, por cierto, mi madre es coja.

Con mucho amor y brillis brillis
CaminoMarina

*¿No habéis leído a estos autores? ¿Estáis buscando nuevas lecturas? ¡Os los recomiendo! Leedlos. Son maravillosos, os cambiarán la vida. De nada, por favor, no me deis las gracias.

**(Si habéis venido hasta aquí para entenderlo es que no sois aragoneses y como vosotros no tenéis la culpa de no serlo me he tomado la libertad de explicároslo).
Abaratar el mostillo: expresión aragonesa que significa «perder el tiempo en un sitio». 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Adelante, no seas tímido, comenta, por favor! Al fin y al cabo vuestros comentarios son los que le dan vida al blog... (Y a nosotras nos hacen muy felices. En serio, nos emocionamos mucho).

Eso sí, y quien avisa no es traidor: si el comentario es simple SPAM o demuestra que no habéis leído la entrada (y lo sabemos, siempre lo sabemos) recibiréis una sorpresa. No es nada malo, tranquilos. Pero recordad… Los Migueles siempre nos enteramos de todo.

¡Gracias y muchos brillis brillis para vosotros!