domingo, 3 de enero de 2016

Receta para vagos #1: "Cómo comer sin mover un dedo".

¡Hola holita, Miguelitos! 


¿Preparados para disfrutar de un delicioso almuerzo/cena/merienda/desayuno en cuestión de minutos? ¡Pues adelante!



La primera receta es de lo más sencillo, cualquier persona, animal, planta, bacteria, piedra... puede hacerlo. (Aunque no os recomiendo que dejéis el trabajo de alimentaros en manos de una piedra... y menos de una bacteria).

INGREDIENTES
Dos italianos.
Cosas varias en la nevera.
Artilugios de cocina.

PROCEDIMIENTO
Lo más importante es compartir piso con dos italianos (o personas de otra nacionalidad. No diferenciamos en trato a nadie y no queremos que nadie se ofenda). (Realmente la importancia recae en que sepan cocinar.)

1. Lo primero que ha de hacer es lograr ser un caótico y horripilante desastre en la cocina (como Ana). Consiga destrozar hasta los platos más sencillos (como Ana) y que pasen cosas extrañas cuando usted llegue a entrar en esa noble sala (como cuando Ana entra en la cocina) e intente llevar a cabo el noble arte culinario de elección diaria (como cuando Ana intenta cocinar). (Esto requiere en muchos casos de un esfuerzo sobrehumano, en otros casos nos sale natural). (Como en el caso de Ana). (Ana tiene un algo con la cocina que no sabemos aún si es don o maldición).
 
¡Mira, Ana, si eres tú!

2. Lo segundo es asegurarse de que sus compañeros de piso presencien las desgracias y queden aterrorizados ante su don natural (muy importante. No saltarse este paso por nada del mundo, si no toda el trabajo duro se va al traste).

3. Por último, deje surgir la magia: con tal de que no pise la cocina para otra cosa que no sea limpiarla los italianos (o personas de otra nacionalidad) se encargarán de la preparación de las viandas diarias. (No es muy vago limpiarle los platos a los italianos [o a los compañeros de piso de otras nacionalidades. Reiteramos que no diferenciamos en trato a nadie] pero meh, es un trato de sangre con tal de no cocinar).

4. ¡Disfrute!


Espero que hayáis comprendido las bases de esta receta, no es muy complicada pero requiere de un talento especial. ¡Nos vemos en la próxima entrada!


Con mucho amor y brillis brillis,
Ana, Camino y Marina

P.D: el próximo día os enseñaremos a evitar que os hagan limpiar la cocina. Un puñado de palabras: "manos de mantequilla" y "muchos platos frágiles" (síii... frágiles... MUAJAJAJA. La otra opción es que sean platos de plástico, que entonces se arrojan a la basura y ea. Más fácil imposible. Lo mismo para los cubiertos. Las sartenes son harina de otro costal). (Siempre puedes hacer uso del noble arte de usar el lavavajillas. Limpio, rápido, sencillo y ¡además ahorras! Son todo ventajas. A no ser que seas vago incluso para poner el lavavajillas, que entonces lo que ocurre es que tienes un problema) (como Marina) (sois unas joyitas).


P.D.2: todo esto (lo de ser una especie de mutante y hacer que sucedan cosas espantosas en la cocina) es verídico y prácticamente demostrable. Hay testimonios tristes y sentidos. Unas lentejas recalentadas (D.E.P, queridas lentejas) pueden dar fe de ello. 

2 comentarios:

  1. Por suerte o por desgracia a mi sin quererlo hace mucho que no me dejan entrar en la cocina. Soy un desastre cocinando y la primera vez que alguien probó mi comida, fue la última...
    Soy una mezcla extraña entre Homer Simpson y Dean Winchester (me he enamorado de los gifs, que conste XD) soy un desastre cocinando, pero luego soy la que más come.
    Un besote
    Lena

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Entonces si tienes ese "don" innato como nuestra querida Ana puedes llevar a cabo esta receta a la perfección, comida rica siempre en tu plato asegurada ;)
    Y si te encantan nuestros gifs no dejes de ver el de la entrada siguiente. No puedo parar de reír con él.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

¡Adelante, no seas tímido, comenta, por favor! Al fin y al cabo vuestros comentarios son los que le dan vida al blog... (Y a nosotras nos hacen muy felices. En serio, nos emocionamos mucho).

Eso sí, y quien avisa no es traidor: si el comentario es simple SPAM o demuestra que no habéis leído la entrada (y lo sabemos, siempre lo sabemos) recibiréis una sorpresa. No es nada malo, tranquilos. Pero recordad… Los Migueles siempre nos enteramos de todo.

¡Gracias y muchos brillis brillis para vosotros!